Archivo | 9:55

Y quizá…

12 Sep

Y quizá te susurre cuando ya no aparezcan más mis musas;
Y tal vez me dedique a permanecer
en otros lugares;
Tengo tanto vigor como
para abrirme ante ti,
que ya me he convertido en poeta ante tus ojos
y taciturno ante un recio compromiso.
Deséame ventura, porque probablemente,
hoy ya no hallemos la duda.
Sigo echando de menos la latitud entre tus piernas y mi boca,
y amanece tan prematuramente.
Sigamos endulzando la vida con sales de mar deleitoso
¡Bendita seas tú entre todas las mujeres! Y tu imagen, y tu quimera…
En mi realidad, residencia de arcaicos libros y sueños son.
Mereces no ser olvidada.
Honesta e imprescindible está siendo esta evocación.
Vuélvete tan loca como el abajo firmante y haz licuar los días con el más
llameante de los fuegos.
Conseguiré arrancarte el juicio
seguiré tejiendo tus manos entre mi pecho;
Dorare mi aliento con el hálito de tu boca;
Inhalare hasta la última de tus palabras y
Seguiremos, en medio de está multitud, entendiendo que
más vale seguir amándonos aunque tan sólo sea en sueños..
Michel Manuel Canet
Anuncios

Omara y Chucho

12 Sep
Hay gargantas que emiten voces efímeras, que duran apenas dos canciones y que luego enmudecen víctimas del paso de los años, y del implacable juicio de las modas. 
También hay bocas que emiten voces eternas, inmortales, inmutables al paso de los años, capaces de sacar oro de antiguas letras escritas para ser cantadas por ellas, ya tengan veinte, treinta, cuarenta,… ochenta años.
La cantante cubana Omara Portuondo y su octogenaria y timbrada voz carente de arrugas, se han unido a los acordes del piano de Chucho Valdés en su segundo disco juntos llamado, sencillamente Omara y Chucho. En la portada del disco aparecen sus manos unidas, como si de enamorados se trataran. Y de hecho lo están. Enamorados del tránsito musical sobre el cual han caminado sus vidas allá en su Cuba natal, y eso se nota en el resultado final.

 

Les recomiendo este trabajo 
del cual os traigo el tema llamado  
Me acostumbré a estar si ti.